Archivos de la categoría Deusto Alumni Ingeniería

Los canallas del cuarto cuadrante

Carlos Polo Gil. 
Alumni y Profesor de la Facultad de Ingeniería.

La vida está llena de problemas. Algunos son muy bien conocidos, pero otros siquiera sabemos de su existencia, aunque nos afecten. Simplemente subyacen en nuestra sociedad. Pero gracias a Dios, la vida nos ofrece soluciones. Algunas de ellas están muy bien definidas, las conocemos, son accesibles y baratas, pero también las hay desconocidas e inaccesibles.

Si estableciéramos los problemas en un eje Y, y las soluciones en un eje X, y las graduáramos entre bien conocidas y desconocidas, aparecerían cuatro cuadrantes [figura 1]. Hay personas que trabajan intentando resolver problemas poco conocidos sin saber muy bien con qué soluciones. Son investigadores de “bata blanca”. Son personas que trabajan en el primer cuadrante. Otros, por el contrario, intentan resolver problemas bien conocidos, como ese problema matemático que lleva 100 años planteado, con la esperanza de ganar ese premio del millón de dólares a quien lo resuelva, pero sin claras soluciones que utilizar a su alcance. Son personas que trabajan en el segundo cuadrante. Generalmente en estos cuadrantes no suele ser una buena idea crear empresas.

Hay un tercer cuadrante, el que conformarían el ámbito de los problemas bien definidos y también las soluciones accesibles. En este tercer cuadrante es donde nacen y se desarrollan la mayoría de las empresas que conocemos. Restaurantes, despachos de abogados, tiendas de ropa, etc. Nuestra formación empresarial, principalmente se ha basado en gestionar el lanzamiento y crecimiento de compañías en este cuadrante. Generalmente, el mantra de la gestión empresarial en este cuadrante ha sido el de “Medir, planificar, gestionar”.

Pero permítanme que les diga que planificar un negocio a medio o largo plazo sencillamente es una fantasía. Simplemente hay muchos factores que están fuera de nuestro alcance y que afectan a los negocios. Condiciones de mercado, competidores, clientes cambiantes, macro y microeconomía, etc. Sin embargo, escribir un plan de negocio es algo que está altamente arraigado en nuestra cultura empresarial. Si quieres solicitar una subvención necesitas un plan de negocio. Los consejos de administración quieren planes de negocio, los bancos, los accionistas, las subvenciones, incluso algunos proveedores estratégicos quieren ver tu plan de negocio. Escribir un plan nos hace sentir que tenemos las cosas bajo control.

Canallas del cuarto cuadrante

Podríamos intentar cambiar el nombre a estos planes de negocio y llamarlos predicciones de negocio. Y es que a fin de cuentas no son sino eso, predicciones, fantasías. Eso quizás nos haría reflexionar sobre lo peligroso que puede ser convertir nuestras fantasías en planes de negocio. Es aquí donde se forjan los grandes fracasos empresariales. Los planes son normalmente planificaciones basadas en el pasado que intentan conducir nuestro comportamiento en el futuro. Esto es algo que má

s o menos puede funcionar bien en situaciones donde se conoce bien el problema a resolver y también las soluciones al mismo.

Pero nos queda un último cuadrante, aquel donde profesionales ingeniosos intentan, con soluciones al alcance de su mano -bien definidas y por tanto, generalmente baratas- resolver problemas difusos, mal definidos, subyacentes. Mucha gente puede pensar que simplemente pierden el tiempo. Que juegan. Pero nada más lejos de la realidad. Es aquí donde surgen compañías con capacidad de disrupción, con capacidad de hacer evolucionar la sociedad de forma rápida.

Un día alguien decidió poner un palito a un caramelo, crear una red social o gestionar un servicio de taxi desde un teléfono móvil, y ese día, nuestra forma de vida, en mayor o menor medida, cambió. Ese día, un emprendedor innovador descubrió un problema difuso, poco definido y por tanto mal resuelto, que subyacía en la sociedad. Propuso una solución al mismo y triunfó. Y cambió las reglas del juego.

Mirado de soslayo, esto podría ser simplemente una bonita anécdota de éxito empresarial. Pero nada más lejos de la realidad. Existe un cuadrante, el cuarto cuadrante, donde la predicción empresarial es una mala praxis, donde lo importante es probar rápido y aprender de los fallos, no esperar un retorno de la inversión sino tener clara cuál es la máxima pérdida permitida, un cuadrante donde lo importante no es enamorarse del producto o servicio creado, sino del problema a resolver. Un cuadrante donde un buen gestor jamás realizaría una planificación de su negocio en sus inicios.

Puede parecer que este cuarto cuadrante es un cuadrante de malos gestores, de profesionales canallas incapaces de escribir un plan de negocio. Pero no nos confundamos. La vida en el cuarto cuadrante tiene método y la supervivencia empresarial en el mismo suele ser sinónimo de cumplirlo a rajatabla. No tener un plan en el cuarto cuadrante, generalmente suele ser sinónimo de tener un buen plan.

 

El casino

CARLOS POLO
CEO de Perpetuall y profesor de la Facultad de Ingeniería

Selfie en uno de los lugares característicos de la ciudad
Selfie en uno de los lugares característicos de la ciudad

He tenido la suerte de estar un par de veces en Montecarlo, y claro, no he podido resistir la tentación: Los casinos de Montecarlo. Recuerdo mi paso por el del Hotel Fairmont como tremendamente relajada. Iba a jugar y era plenamente consciente de que iba a ganar.
No tenía duda alguna. Tenía una estrategia que, sin duda, me haría triunfar.
Mi propuesta era jugármelo todo al BlackJack. No creía en el azar de la ruleta, y prefería algo con algo con un componente mayor de estrategia y decisión humana. Pero primera sorpresa llegó en forma de apuesta mínima. No sabía que las mesas estaban categorizadas por apuestas mínimas. Las había muy interesantes en las que la apuesta mínima era de 500 €… Y otras donde la apuesta mínima era de 5 €.
Tomé asiento y comencé a apostar. Me sobresaltó un camarero me preguntó si quería tomar algo. Me atreví a pedir, aún a riesgo de pagar la bebida a precio desorbitado, ya que el resto de la mesa no dudó ni un momento en pedir su consumición. Al de unos minutos llegó la misma, coincidiendo con mi primer Black Jack. Abrigado por el entusiasmo pagué la ronda de toda la mesa, que ascendió a la friolera de 0 €. Las bebidas, mientras juegas, son gratis. Muchos os preguntaréis cómo acabo la noche. Pues fue perfecta, se cumplió lo que presagiaba mi plan. Lo perdí todo a lo largo de un par de horas y tras de un par de consumiciones.

Retorno de la inversión vs. Pérdida Permitida

Imaginad la historia si, en lugar de llegar al casino con mis 50 € y dispuesto a perderlo todo, fuerais con l a nómina recién cobrada porque necesitamos doblar esa cantidad para poder cubrir los costes familiares.
La situación nada tendría que ver con las mías. Pues es así como muchas compañías y emprendedores afrontan el lanzamiento de nuevos productos o la creación de nuevas empresas. Muy pocas veces acceden al mercado con un enfoque PP (Pérdida Permitida).
Lo hacen con un enfoque ROI. No concibo nada más «sobrecogedor» que lanzar al mercado un producto o servicio innovador, sin demanda por el momento, con un enfoque de gestión ROI. Es lo más parecido a ir al casino esperando doblar tu nómina para pagar tus gastos mensuales.

Imagen durante la visita al casino
Imagen durante la visita al casino

El estigma de la pérdida permitida

El problema es que puede parecer que, saber de antemano que vamos a perderlo todo, no motiva los más mínimo. De hecho puede llegar a estigmatizar al profesional más pintado. Sin embargo,  coincidiréis conmigo en que la gestión de cualquier aventura empresarial, no se gestiona igual cuando esperamos un retorno que cuando tenemos asumida una pérdida.
El ROI requiere predecir, establecer un plan y luego garantizar la ejecución. Cualquier resultado que suponga una desviación de un 15%, será considerado incluso un éxito. Es decir, que si planeamos viajar a Bilbao a Moscú, una familia con dos hijos y con 5.000 € y llegamos con uno de los hijos y por 6.000 € un día más tarde, sería algo exitoso.
Sin embargo la Pérdida Permitida hace que el viaje se gestione diferente. Ni planes de negocio, ni de predicciones. Aquí se explora. Nada de desviaciones sobre lo programado. Aquí se intenta fallar rápido, aprender iterar y construir sobre lo aprendido.

La bebida gratis

Se me quedaba algo en el tintero. Qué perspicaces los empresarios del juego, que te dan de beber gratis. Y es que los borrachos, al final, ganan ese punto de valentía irracional que hacen que se pierda la consciencia de la Pérdida Permitida y al final acaben jugándose hasta la camisa. Maquiavélico. Al cambio, sería como drogar a los
clientes para arrebatarles el dinero.

Sin embargo nada más lejos de una realidad que nos acompaña a diario. Y no me refiero a los casinos. Eso mismo, hecho de forma inconsciente, se consigue con la cultura del subsidio. El emprendimiento innovador ha estado siempre subsidiado. Todo estupendo a priori y para gente con una Pérdida Permitida claramente definida.
Pero… ¿pudiera ser que subvenciones, ayudas y otras alabanzas acabaran por sumirlos en un etilismo que nos llevara a «jugarnos la camisa» en el casino?

«Deusto nos ha dado la capacidad de aprender rápidamente para poder adaptarnos»

Entrevista a dos ingenieros de Deusto emprendedores en Barcelona

AGUSTÍN ZUBILLAGA REGO
Director de la Oficina de Comunicación de la Facultad de Ingeniería y DeustoTech
agustin.zubillaga@deusto.es

Juen y Aimar, en la sede de ROAWDS

Juen y Aimar, en la sede de ROAWDS

 

Julen Zugasti Bilbao y Aimar Rodriguez Soto son dos ingenieros en informática de la promoción de 2013-14. Julen conjuga su perfil técnico con un gran interés por aprender de gestión empresarial y marketing, mientras que a Aimar le corre una vena de investigador.
Ambos son apasionados de las nuevas tecnologías y con unas enormes emprender y formar parte de nuevos proyectos que cambian el mundo. Siempre con ganas de conocer cosas nuevas e investigar. Trabajan como ingenieros en una startup, ROAWDS,
ubicada en Barcelona, desde donde nos cuentan su interesante experiencia.
A. Zubillaga: ¿Qué camino seguisteis hasta llegar a la startup?
Julen: Llegamos a la startup por medio de la UPC, mediante
una plataforma de empleo, donde buscaban a una persona para desarrollo Android. Les envié mi CV y concertamos una cita. Me comentó sobre este proyecto, ROAWDS, y me encantó la verdad. El único hándicap fue que la aplicación para Android debía de estar hecha en 15 días dado que todo lo demás estaba prácticamente terminado, y les comenté que yo solo no podía con ello con lo que les hablé de Aimar.
Aimar: Un día mientras estaba en clase, me llego un mensaje de Julen, hablándome del proyecto y de las posibilidades que nos ofrecía, y me apunté sin dudarlo. Me pareció todo un desafío el desarrollar una aplicación en 15 días, pero finalmente al final ha resultado ser un trabajo interesante, me alegro de que Julen contase conmigo.

A.Z.: En qué área/tema estáis trabajando?
Julen: Estamos trabajando como grupo de desarrollo de la aplicación de Android de Roawds. Parte clave del servicio. Tenemos apoyo del departamento de diseño y un contacto directo con el departamento backend. La verdad que no somos muchos en esto, pero tenemos una gran comunicación entre nosotros. Sí destacaría que como  startup, todo el mundo ayuda a todo el mundo con lo que cualquier idea es compartida.

«El trabajo en equipo es fundamental»
«El trabajo en equipo es fundamental»

A.Z.: ¿Os ha resultado difícil desempeñar vuestro trabajo poco después de terminar vuestros estudios de ingeniería?
Aimar: Creo que la Universidad ha hecho un buen trabajo preparándonos para esto. Más que formarnos en una tecnología concreta, como puede ser Android, sí que ha dado la capacidad de aprender rápidamente para poder adaptarnos a esta situación. Además, también nos ha dado el suficiente conocimiento para entender y formas parte en los planes de proyecto de la empresa, cosa que nos es muy útil en una compañía como esta, donde se nos da una autonomía, responsabilidad y alta participación.

A.Z.: ¿Exactamente en qué consiste ROWADS?
Julen: ROWADS es un servicio que nos ofrece una monitorización constante cuando estamos conduciendo o estamos en nuestra bici, mediante una baliza que colocaremos dentro de nuestro medio de
transporte. En el caso de accidente lo detecta automáticamente
y envía un aviso de SOS al nuestro centro de alarmas. Da igual en que lugar del mundo estemos, cuando nuestro centro detecta el accidente avisa al servicio de urgencias de ese país o ciudad.Permite informar si tenemos alguna enfermedad (o incluso nuestro grupo sanguíneo) para que los servicios sanitarios estén  debidamente informados. Incluso es posible poner un teléfono de contacto para que le avisen automáticamente en caso de accidente.

Aimar: Además de lo anterior, nos permite obtener estadísticas de uso y consumo de nuestro vehículo, crear rutas con los datos que se hayan obtenido a través de la monitorización del vehículo y compartir toda esta información con otros usuarios.
Ambos: Por último comentar que pronto comenzaremos una campaña de crowdfunding donde todo el mundo puede ofrecer su granito de arena con su contribución. La aplicación está prevista que su lanzamiento sea en Noviembre así que recomiendo a todo el mundo que le interese que visite nuestra página web www.roawds.com.

 

Arkaitz Ruiz, un ingeniero informático de Sestao en Google

Entrevista a Arkaitz Ruiz Álvarez, ingeniero informático promoción 2005

AGUSTÍN ZUBILLAGA REGO
Director de la Oficina de Comunicación de la Facultad de Ingeniería y DeustoTech
agustin.zubillaga@deusto.es

Display interactivo con Google Earth
Display interactivo con Google Earth

Arkaitz Ruiz Álvarez es ingeniero informático de la promoción de 2005. En 2008 terminó su Máster en Computer Science en la Universidad de Virginia con el apoyo de una beca de Caja Madrid. En esta misma universidad continúo sus estudios de doctorado graduándose en 2012. Después de terminar sus estudios llegó a Colorado, para desarrollar su carrera en Google. Después de 8 años en Estados Unidos, ha formado una familia con su mujer Rebecca y su hijo Andoni.
Agustín Zubillaga. Visto diez años después, ¿con qué te quedas de todos tus años en Deusto?

Para mí la decisión de cursar informática fue muy acertada. Mi trabajo encaja completamente con mis intereses y Deusto me ofreció una formación muy completa en este aspecto.
Tengo buenos recuerdos asociados a mis tres años de monitor en el laboratorio de electrónica digital y a las actividades con el grupo de software libre e-ghost.
Estuve en varios campeonatos con competiciones de robots —rastreadores, sumo—. Nos lo pasábamos en grande diseñando los robots, programándolos y verlos competir. En el grupo e-ghost también había muchos oportunidades para «cacharrear» con software, asistir a eventos, entrar en el IRC por la noche para chatear, etc. Ah, y la semana ESIDE con los varios eventos que se organizaban siempre fue muy divertida.
El último semestre de mi carrera lo cursé en la Universidad de Bath en el Reino Unido. Fue una experiencia increíble irme de Erasmus; recomiendo a todos los estudiantes que al menos se planteen estudiar en el extranjero.
También me quedo con la gente que conocí: compañeros de clase, profesores, otros monitores del laboratorio y gente en el grupo de software libre. Un consejo para los estudiantes de Deusto: busca oportunidades para desarrollar tus intereses y no te limites sólo a cumplir con las asignaturas.

Red Rocks café, donde se sirven comidas y se celebran eventos especiales
Red Rocks café, donde se sirven comidas y se celebran eventos especiales

A.Z. Un ingeniero de Sestao en Google. ¿Cómollegaste al gigante tecnológico?
Recuerdo cuando empecé a usar Google como buscador a principios del 2000 y más tarde GMail cuando me enviaron una invitación en 2005; la verdad es que durante mis años en la facultad nunca me imaginé llegar aquí. El primer paso fue mi beca Erasmus en 2005; allí fue cuando conocí a mi mujer y empecé a pensar en las posibilidades de irme al extranjero. Mi mujer es norteamericana, así que decidí estudiar un máster en Estados Unidos. Me gustó mucho el ambiente y el trabajo en la facultad, así que al acabar el máster continúe con el doctorado. Durante mi penúltimo año de doctorado estuve  ensando en lo que quería hacer al acabar mis estudios. Un amigo mío que estudió el máster conmigo estaba trabajando en Google, así que le envié mi curriculum para hacer prácticas durante mi último verano en la universidad.
Mi experiencia en Google en Silicon Valley desarrollando el sistema operativo Chrome OS fue muy buena; entrevisté para un trabajo fijo y acabé en la oficina de Google en Colorado.

Sala de conferencias inspirada en los casinos de Black Hawk, Colorado. (cada sala de videoconferencia tiene una decoración diferente, en nuestro edificio cada sala representa un lugar en Colorado)
Sala de conferencias inspirada en los casinos de Black Hawk, Colorado (cada sala de videoconferencia tiene una decoración diferente, en nuestro edificio cada sala representa un lugar en Colorado)

A.Z. Imagino que las primeras semanas todo serían novedades…
Lo que más me sorprendió es lo bien que se trata a los empleados. El ambiente laboral es excelente y se nota en el día a día en muchos aspectos. El diseño de la oficina es totalmente diferente a los cubículos grises que se ven en muchas partes, aquí en Colorado tenemos un gimnasio y una pared de escalada. Todas las semanas tenemos alguna actividad, por ejemplo invitar a los familiares y hacer un concurso de disfraces en Halloween. Y cada año tenemos excursiones programadas a nivel de oficina o de equipo; este año he hecho rafting, camping en las montañas rocosas, montar a caballo en un rancho, ir de buceo, etc.
Aparte de estas atracciones es muy importante tener un ambiente de trabajo en el que te sientes libre para expresar tu opinión o preguntar a personas mucho más senior que tú, y que tu manager te
ayude a solucionar problemas y se preocupe por tu carrera —como por ejemplo, a la hora de buscar un ascenso—.

Terraza de la oficina de Boulder con vistas a las montañas
Terraza de la oficina de Boulder con vistas a las montañas

A.Z. Actualmente trabajas en el departamento de Payments. ¿Has notado alguna diferencia entre tus competencias con respecto a tus
compañeros?
En Google hay mucha diversidad en cuanto a formación y experiencia: en mi equipo somos unas 15 personas y tenemos a 3 doctorados (uno en matemáticas), personas con un máster y otras con sólo la licenciatura. También hay gente que ha trabajado durante décadas en otras empresas y otras, como yo, que éste es su primer trabajo en el sector privado. Sin embargo el nivel que se exige durante las entrevistas de trabajo es el mismo para todos.
Una de las características diferenciadoras de Google es que no se contratan a perfiles específicos como puede ser un experto en bases de datos Oracle o un programador para Web. Los ingenieros  informáticos aquí tienen que poder adaptarse a las circunstancias,
por ejemplo he conocido a compañeros en Payments que ahora están trabajando para Search o Drive. En mi experiencia personal esto se cumple
incluso sin cambiar de equipo, en dos años he estado trabajando con tecnologías completamente diferentes: programando en C++, Java y otros lenguajes específicos de Google; usando tecnologías de computación distribuida como MapReduce o Flume, o de almacenamiento de datos como Bigtable o F1, etc. Es bastante común ser el experto en cierta área y tener que pedir ayuda cuando te encuentras con algo con lo que no tienes experiencia. Uno de los mejores aspectos de trabajar en Google es tener como compañeros de trabajo a gente más inteligente que tú. Siempre hay cosas que aprender y esto te ayuda mucho a desarrollar tu carrera de ingeniero.
A.Z. Con tu experiencia, seguro que tienes consejos que compartir con los estudiantes de hoy.

En mi opinión los dos aspectos fundamentales son formación y buscar oportunidades. No sólo cuentan las notas, que son importantes, sino también las actividades que hagas en tu tiempo libre. Por ejemplo, yo me familiaricé mucho con Linux como sistema
operativo y herramienta de desarrollo; también estuve experimentando con robots en el laboratorio de electrónica digital. Cuando visité el año pasado la Universidad de Virginia con Google hablé con muchos estudiantes interesados en prácticas y empleos.
Muchos de ellos han desarrollado aplicaciones para Android o  tienen experiencia fuera del ámbito universitario.
Para las empresas punteras el mercado de talento es global y es clave demostrar un interés —algunos dirían pasión— por la informática. Finalmente, el nivel de inglés se da por supuesto; importa más cómo te expreses en las múltiples entrevistas de trabajo que los títulos que tengas. Yo mejoré mi nivel de inglés atendiendo clases de idiomas en Deusto, acostumbrándome a leer en inglés durante la carrera y mi semestre de Erasmus.
En cuanto a la búsqueda de oportunidades es fundamental ser flexible. El trabajo en empresas punteras está bastante concentrado en ciertas áreas. No tienes que mudarte a California, aunque es posible, pero tienes que plantearte si trabajarías en Dublín, Londres o Zurich llegado el caso. Y por último, si tienes una buena formación, anímate a dar el salto. No se pierde nada por intentar; de hecho una buena parte de los empleados en Google no fueron aceptados a la primera. ¡Envía tu currriculum a google.com/students!

Acompañando a los Alumni

Entrevista a Jesús Riaño, Director de DeustoAlumni y antiguo profesor de la Facultad de Ingeniería

_DSC5505

ITXASO MUÑIZ   –  Deusto Alumni

AGUSTÍN ZUBILLAGA REGO Comunicación Ingeniería

¿Qué importancia tienen los Alumni en otras universidades de referencia?
Una Red Alumni (ex alumno en Latín) permite mantener el contacto entre los profesionales con su universidad de origen, favoreciendo la formación constante del egresado a través de charlas, conferencias, y cursos. Ser parte de una red de este tipo ayuda a que los egresados puedan tener mejores herramientas de empleabilidad, beneficios académicos, profesionales y sociales, incentivando instancias de actualización y desarrollo profesional y personal.
Según los expertos, una universidad no sólo es su infraestructura y sus profesores o programas de estudio, sino que también son sus Alumni, debido a que el éxito y fracaso de ellos «habla» del valor y calidad de la institución académica.

Por ejemplo, Harvard potencia las conexiones entre estudiantes y titulados. Estos últimos ofrecen empleo y prácticas a los estudiantes actuales. Son los propios Alumni quienes toman la iniciativa y  promueven y dinamizan los clubes Alumni por todo el mundo, y la universidad continúa su buena labor gracias a donaciones de los antiguos alumnos.

«Acompañamos a los Alumni a desarrollar su proyecto profesional en un mundo cada vez más exigente»

¿Qué puede aportar DeustoAlumni a un recién graduado?
DeustoAlumni mejora la carrera profesional de los graduados, acompañándoles para que puedan desarrollar su proyecto de vida, aquí o en el extranjero. Les facilitamos ofertas de empleo, formación continua, orientación profesional, acceso a Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, prácticas profesionales, acceso a las bibliotecas, entre otros servicios.
Se ha constatado que la carrera profesional comienza antes de finalizar los estudios, en el último año de grado y postgrado. Por eso, estamos habilitando itinerarios a lo largo de estos últimos cursos, para que los estudiantes puedan mejorar sus competencias de cara a la línea de salida al mercado laboral.
Además, organizamos el Foro de Empleo y Emprendimiento (en 2015 tendrá lugar la XI edición), poniendo en contacto cada año a más de 40 empresas de diversos sectores con los estudiantes y Alumni.

La Universidad de Deusto es conocida por acompañar al alumno y formarle en valores y competencias más allá de los conocimientos
técnicos. ¿Cómo trabajáis este aspecto desde DeustoAlumni?

¿Sabías que solo seis de cada diez ingenieros obtienen su primer empleo en menos de seis meses tras finalizar sus estudios? ¿Y que tu currículo dice a tus futuros empleadores muchas más cosas de las que piensas? A través de los itinerarios propuestos para el alumnado, con divertidos y prácticos talleres impartidos por
expertos, los estudiantes pueden mejorar sus competencias laborales, tanto si buscan acceder a un primer empleo como si desean crear su propia iniciativa empresarial: trabajo en equipo, curriculum 2.0, primera entrevista, hablar en público, manejo de emociones, generación de ideas, definición de objetivos,…

En tu etapa como profesor de la Facultad, detectaste ciertas necesidades de los estudiantes para prepararse para el mercado laboral, ¿qué actividades lleváis a cabo dirigidas a estudiantes y antiguos alumnos de Ingeniería?
Deusto Alumni y Facultad de Ingeniería trabajamos conjuntamente para cubrir las necesidades que los profesores vayan detectando y que el mercado laboral vaya demandando.
Cada año atraemos a un gran número de empresas del sector de la ingeniería para darse a conocer entre los estudiantes de la Facultad y realizar procesos de selección entre nuestro alumnado, muy valorado por los profesionales de recursos humanos.
También contamos con la colaboración de antiguos alumnos, profesionales con experiencia que explican a los estudiantes actuales cómo comenzar a desenvolverse en el mundo laboral.

_DSC5508

Las redes de contactos son de gran importancia para la carrera profesional. Otras universidades fomentan el Networking desde su área de Alumni, ¿Cómo lo hace Deusto?

La Universidad de Deusto, desde su área de Alumni, organiza  jornadas y eventos para fomentar y desarrollar una amplia red de contactos de todos los perfiles. Por ejemplo, acabamos de lanzar un ciclo de jornadas profesionales abierto y gratuito para estudiantes y Alumni, con charlas sobre visual thinking, posicionamiento en Google, identidad digital,…
Además, los antiguos alumnos pueden retomar el contacto con sus compañeros a través del Directorio Alumni y aniversarios de promoción, y con la propia universidad a través de nuestra presencia en redes sociales: Twitter (@DeustoAlumni, @DeustoEmpleo), Facebook (DeustoAlumni, DeustoAlumni Empleo) y participando en nuestros grupos de LinkedIn, con más de 5000 miembros.
¿Por qué es recomendable continuar formándose una vez terminada la carrera?
Es necesario que los profesionales de ingeniería se reciclen y estén actualizados, ya que el mundo de la tecnología e industria es el que más rápido avanza, surgiendo nuevas necesidades cada día. A través de la formación continua facilitamos a nuestros Alumni estar al día en su ámbito de especialización, y conectar con profesionales de su mismo sector. Asimismo, es fundamental para desarrollarse profesionalmente la capacitación en otras habilidades que nos permitan completar nuestro perfil.

Principales claves para ser ingeniero de éxito. 4 miradas desde 4 sectores

Principales claves para ser ingeniero de éxito. 4 miradas desde 4 sectores

Gestamp, Iberdrola, IBM, Ingeteam Power Technology

AGUSTÍN ZUBILLAGA
Director de la Oficina de Comunicación

Distintos responsables en el área de los recursos humanos y la  tecnología nos muestran las tendencias, las capacidades más valoradas y las expectativas que deparan a los profesionales de la ingeniería. Una mirada poliédrica para que nuestros futuros ingenieros puedan desarrollar una carrera profesional plena.

CRISTINA MÁRQUEZ
Directora de selección de IBM España

¿Qué competencias profesionales van a resultar fundamentales en tu sector?
Teniendo en cuenta factores como la globalización, la aceleración de la innovación tecnológica y los continuos cambios y retos a los que nos enfrentamos a diario, necesitamos profesionales cada vez más
flexibles, innovadores y capaces de reinventarse. Además, estos deben formarse en nuevos lenguajes y tecnologías, saber trabajar en entornos multiculturales y diversos, compartir sus conocimientos y desenvolverse en entornos inciertos y más versátiles que los que existían años atrás.
¿Qué elementos son clave para los profesionales de la ingeniería en los próximos años?
En el ámbito técnico, sin duda, todos aquellos conocimientos relacionados con el tratamiento de Big Data, el cloud computing, la tecnología móvil, la ciberseguridad y las redes sociales. El diseño y gestión de ciudades inteligentes o los sistemas cognitivos son áreas aún incipientes pero con mucha proyección, según reconocen los principales analistas tecnológicos. La influencia de la tecnología en las empresas es y va a ser cada vez más importante y aquellos profesionales expertos en cualquiera de estas áreas —no sólo con sólidos conocimientos técnicos, sino también con la capacidad de articularlos y exponerlos— serán los más cotizados. Sobra decir que el dominio del inglés es ya un requisito indispensable.

¿Qué recomendarías a un recién titulado en ingeniería industrial, telecomunicaciones o informática?
La clave es que mantenga siempre despierta su curiosidad, que esté al día de las innovaciones tecnológicas y de los movimientos del mercado y que aspire a ser una referencia en su área de especialización.
Estamos moviéndonos en entornos y áreas, como las que he comentado antes, en los que existen pocos expertos en el mercado laboral, por lo que están muy cotizados. Les aconsejo también que se inicien cuanto antes en la experiencia profesional, aunque sea a través de un programa de prácticas, porque les va a aportar una serie de competencias y capacidades indispensables y complementarias a las adquiridas en la universidad. Una experiencia internacional o estudios de postgrado son siempre muy valorados por las empresas y, en cualquier caso, igual de valiosos si deciden trabajar por cuenta propia. Aunque parezca menos obvio, es importante que inviertan en desarrollar otras habilidades como la capacidad de trabajo en equipo, la comunicación y la inteligencia emocional.
¿Cómo crees que va a evolucionar la formación a lo largo de la vida profesional?

Creo que se apoyará cada vez más en la experiencia; estará más centrada en el aprendizaje desde el mismo puesto de trabajo y en  proporcionar al profesional la capacidad de seguir aprendiendo
con autonomía. Lo que aprendes hoy probablemente no sea aplicable mañana y lo que te permite adaptarte son aquellos recursos que hayas desarrollado ante las innovaciones tecnológicas.
En este sector, la formación solo será relevante si es capaz de alcanzar la misma velocidad a la que evoluciona la tecnología, y eso es ya de por sí un gran reto.

 

KepaZubieta.Iberdrola

KEPA ZUBIETA
Director de Desarrollo de RRHH – Iberdrola

¿Qué competencias profesionales van a resultar fundamentales en tu sector?

Además de los conocimientos técnicos y su permanente actualización, van a resultar de especial relevancia las competencias que tengan que ver con los aspectos personales : capacidad de relación, integración en equipos de trabajo, trabajar con personas
de otros países o culturas, la adaptación de los perfiles personales a aquellos trabajos o funciones más adecuadas, etc… y los aspectos económico-financieros: en todo trabajo que se realice, por nimio que sea, hay que tener un mínimo conocimiento de su coste, del beneficio que se puede obtener, del impacto económico que puede suponer un retraso, que cuestiones son imprescindibles y que otras pueden ser modificadas, etc.

¿Qué elementos son clave para los profesionales de la ingeniería en los próximos años?
Damos por hecho que los recién titulados tienen una base y unos conocimientos suficientes, aunque también damos por hecho que a lo largo de la vida profesional va a ser necesario un reciclaje, puesta al día o especialización en determinados temas y/o materias. Lo que tenemos claro es que se va a trabajar en inglés, que hay que estar dispuesto a trabajar allí donde haya trabajo o proyectos de interés, y
que va a ser necesario un compromiso, sentido de la responsabilidad e identificación con los proyectos o trabajos que se realicen.
¿Qué recomendarías a un recién titulado en ingeniería industrial, telecomunicaciones o informática?
Que hiciese trabajos, proyectos, prácticas, se presentase a concursos de ideas,…. Que tenga claro que va a tener que dominar idiomas (inglés fundamentalmente, pero si puede ser, además otro idioma).
Que conociese otros países y culturas en los que sea capaz de desenvolverse con naturalidad. Que tenga curiosidad por las  innovaciones que se dan en su campo profesional, que quiera estar al día. Que quiera hacer las cosas bien, y que cada vez quiera hacer más cosas y/o de mayor interés siendo plenamente consciente de sus conocimientos, capacidades y recursos.

¿Cómo crees que va a evolucionar la formación a lo largo de la vida profesional?
Cada vez va a ser más necesaria, y cada vez va a ser más gestionada a nivel personal. Será la persona la que decida formarse o no,… la que decida y busque en qué (temas y materias), donde (centros especializados) y como formarse (presencial, on-line, en otro idioma,…).
La formación más clásica (de aula) creo que ya está incorporando metodologías como resolución de casos, trabajos realizados por equipos, realización de prácticas,… que tienen que tener como objetivo una finalidad práctica y operativa de la formación (ver y comprobar que lo que se aprende sirve para algo). Respecto a los medios y metodologías ya estamos viviendo un cambio claro, —que creo que ha sufrido una desaceleración producto de estos años de crisis—. Todo lo que tiene que ver con formación a distancia, formación mediante simuladores, realidad aumentada, etc… creo que tendrá un desarrollo importante.

ANA GALLEGO GONZÁLEZ    –   MARIA LARRINOA
Recursos humanos – Ingeteam Power Technology

Qué competencias profesionales van a resultar fundamentales en tu sector.
Sin duda la orientación al cliente es fundamental. Estamos en un mercado cada vez más global, en el que tratamos con clientes de diferentes culturas, con maneras de trabajar y entender la realidad diferentes por lo que es clave tener flexibilidad para adaptarse y dar respuestas adhoc. Esa misma flexibilidad se requiere para estar abierto a viajar e incluso vivir temporalmente en diferentes  destinos, cambiar de puesto de trabajo, aprender nuevas metodologías o tecnologías, adaptarse a nuevos horarios. Tener una mentalidad abierta es requisito imprescindible.

Qué elementos son clave para los profesionales de la ingeniería en los próximos años.
En línea con lo anterior se buscan personas flexibles, con apertura mental, que tengan «inteligencia emocional», que sepan gestionarse
adecuadamente desde una perspectiva emocional y conectar con los otros. Por otro lado, los idiomas se perfilan como un valor añadido clave para un entorno cada vez más global. Las ganas de aprender, la vocación tecnológica (donde reinventarse no es opcional) y la capacidad para trabajar en equipos son otras de las competencias
más valoradas.

Qué recomendarías a un recién titulado en ingeniería industrial, telecomunicaciones o informática.
Que complemente su formación con experiencias múltiples, tanto a nivel profesional como personal. Que salgan de erasmus, viajen, vivan de modo independiente etc. son experiencias que te hacen madurar y tener una perspectiva vital más rica que se traslada a la empresa. Por otro lado, si tienen la oportunidad de hacer prácticas en empresa que no la desperdicien ya que creo que es dónde verdaderamente se aprende a aplicar lo estudiado.

Cómo crees que va a evolucionar la formación a lo largo de la vida profesional.
Cada vez es más importante el mantenerte al día durante toda tu vida laboral, es la única manera de seguir actualizado en un sector dónde los cambios tienen lugar a velocidades vertiginosas. Ya no se trata únicamente de hacer una carrera para conseguir un trabajo, sino de entender la formación (tanto reglada como no reglada) como parte de la vida profesional.

 JOSEBA MEZO URRUTIA
Gestamp

 

¿Qué competencias profesionales van a resultar fundamentales en tu sector?
En nuestro sector del automóvil, sobre la base de unas competencias técnicas parecidas, son clave las competencias personales. La capacidad para trabajar en equipo (equipo de proyectos),la iniciativa y el dinamismo son fundamentales.

¿Qué elementos son clave para los profesionales de la ingeniería en los próximos año?
Creo que tenemos un nivel de competencias técnicas muy positivo. Pero tenemos que fomentar el nivel de idiomas (no solo inglés).En nuestro sector, por la naturaleza de los fabricantes, el alemán y el francés son muy importantes. Y potenciar el desarrollo de habilidades personales de nuestros futuros profesionales.

¿Qué recomendarías a un recién titulado en ingeniería industrial, telecomunicaciones o informática?
Que, a pesar de la situación actual de desempleo, sigan formándose, potencien los idiomas y que la experiencia de salir al extranjero (Erasmus o similar…) es una experiencia muy enriquecedora y valorada por las empresas.

¿Cómo crees que va a evolucionar la formación a lo largo de la vida profesional?
Creo que tiene que orientarse a una formación práctica y ajustada a las demandas de las empresas. Un ejemplo: si necesitamos contratar a 3 ingenieros CAE con conocimientos en LS Dyna tenemos que
formarlos internamente porque el mercado es muy reducido.

 

«Necesitamos profesionales altamente cualificados para globalización»

ÁLVARO UBIERNA
Decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación del País Vasco

AlvaroUbierna.0_MG_0320rec

Reconozco que veinte años después de haber acabado la carrera sigo siendo un entusiasta de esta profesión, y sus posibilidades de desarrollo profesional y personal.
No se me ocurren muchas otras áreas de trabajo con un impacto tan directo y tan reconocido sobre los cambios sociales de las últimas décadas. Los actuales estudiantes a duras penas podrán imaginar
una sociedad sin móviles y sin acceso a internet. El impacto de las telecomunicaciones en nuestro día a día es impresionante, ya lo miremos desde el punto de vista de un sencillo usuario particular, de una administración pública o de una empresa, sea del tamaño que sea. Y ello se traduce, en mi opinión, en dos aspectos positivos para el futuro profesional del sector:

  • Por un lado, en una oferta importante de puestos de trabajo para los ingenieros de telecomunicación;
  • Y por otro lado, a un nivel más personal, en ese pequeño orgullo de sentirte parte de estos cambios transformadores de la sociedad.

A pesar de la actual situación económica, no sólo en nuestro entorno más cercano sino también a nivel mundial, el sector de las Telecomunicaciones tiene mucha mayor salida profesional que otras. Cada pocos días aparecen noticias en prensa que alertan de la necesidad de profesionales TICS cualifi cados y del riesgo de que no seamos capaces de disponer de ellos. Por ello, creo que la profesión afronta cinco grandes retos:

  1. El primero es ser capaces de ofrecer a la sociedad el sufi ciente número de profesionales cualifi cados para atender las necesidades actuales y futuras del sector TIC. En ese campo los telecos no somos los únicos pero sí destacamos por nuestra preparación.
  2. El segundo es conseguir demostrar a la sociedad que las TICs son una tecnología transversal con una gran capacidad para generar  valor añadido en otras áreas, ya sea en la moda, el transporte, la salud, la industria del metal o la agricultura. La tecnología es una herramienta clave para mejorar el nivel de vida de la sociedad y la productividad de las empresas
  3. El tercero, y en cierto modo ligado con el anterior, es que nuestros profesionales se involucren en equipos de trabajo multidisciplinares, donde el teleco trabaja codo a codo con el especialista en empresa que asegura la rentabilidad del negocio o, por ejemplo, con el  psicólogo o el educador que define el interface de usuario.
  4. El cuarto es asumir la formación continua como algo inherente a nuestro desarrollo profesional: en este sector la velocidad de los cambios es vertiginosa y cada mes nacen nuevas tecnologías y servicios.
  5. Y el quinto reto, el de mayor calado, es la globalización. En el siglo XXI nos encontramos con empresas que nos pueden hacer la competencia desde el otro extremo del mundo pero a su vez se nos facilita la posibilidad de triunfar con una App o un desarrollo local por cualquier punto del planeta.

Necesitamos profesionales altamente cualifi cados, mujeres y  hombres muy motivados con su trabajo, en un sector con mucho presente y futuro. Profesionales con una sólida formación universitaria, pero en continuo reciclaje puesto que el ritmo del sector así lo requiere. Profesionales con dominio de idiomas, con disponibilidad para viajar y conocer mundo, y con una mente muy abierta para trabajar en equipos multidisciplinares, capaces de explotar sus habilidades tecnológicas en cualquier sector que lo
necesite.

En muchos de estos aspectos, como son la formación continua, la red de contactos profesionales y la colaboración con otros  profesionales, el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación está a vuestro servicio para ayudaros en vuestro desarrollo profesional.

8 cosas que aprendí en mi primer año de trabajo

NEREA ZUBIAURRE ALTUNA
Consultora de Desarrollo de Negocio de Outsourcing en Indra
Promoción Ingeniería de Telecomunicaciones 2012

Nerea, en una de las sedes de INDRA
Nerea, en una de las sedes de INDRA

Cuando obtuve mi permiso de conducir las palabras de mi padre fueron las siguientes: «ahora que ya tienes el carnet, debes aprender a conducir». El comienzo de la trayectoria profesional tras finalizar
los estudios es algo parecido, la carrera de fondo comienza tras obtener la titulación.

En este momento me encuentro al final de mi segundo año laboral y aunque mi experiencia es relativamente breve, este tiempo ha sido suficiente para acumular algunos aprendizajes.

1. Actitud más que aptitud
Nadie espera de nosotros que lo sepamos todo desde el primer día. Sin embargo, sí que tengamos una actitud correcta. Las compañías saben que las personas motivadas y con una actitud proactiva trabajarán para obtener los conocimientos necesarios para el
adecuado desempeño de su trabajo.

2. Siempre puedes aportar
Por mucho que nuestros conocimientos en el ámbito profesional en el que nos encontremos sean más limitados que los de aquellos profesionales de más dilatada experiencia que tenemos al lado, podemos aportar mucho más de lo que creemos. Las compañías buscan «ojos limpios», distintas formas de pensar y ver las cosas, ideas originales.

3. Aprovechar las oportunidades de crecer
No diariamente surgen oportunidades para formarse y ampliar perspectiva profesional. Por lo que cuando te ofrezcan un nuevo proyecto o una formación interesante, ¡acéptalo aunque te suponga más trabajo!  La recompensa te la llevas tú.

4. La importancia del aspecto social
Actuando de manera correcta y respetuosa, se consigue establecer relaciones profesionales de calidad, lo cual facilitará tu trabajo diario y te ayudará a abrir puertas en el futuro. Y no solo profesionalmente,
¡existe una alta probabilidad de que hagas buenos amigos!

5. Conocerse a uno mismo
Los buenos profesionales conocen sus fortalezas y debilidades. Cuanto más alto sea nuestro nivel de autoconocimiento, seremos más eficientes y felices en nuestra vida tanto profesional como personal, reforzando nuestras fortalezas y buscando apoyo para
combatir nuestras deficiencias. Aprovecha las ocasiones que surjan para pedir críticas y opiniones sinceras a tus compañeros y amigos.

6. No olvides quién eres
El trabajo no es lo que nos define como personas. El trabajo es algo que hacemos. Si es posible, elige una compañía cuya política y ética se acerque a tu propia moral y valores y mantente firme a éstos.

7. Diviértete
Dado que empleamos al menos un tercio de nuestro tiempo en el trabajo, intenta encontrar un empleo de tu interés y en el que puedas divertirte. Siempre colabora en crear un ambiente positivo. De la misma manera, no olvides desconectar del trabajo y divertirte
en tu tiempo de ocio, ¡es imprescindible!

8. Da lo mejor de ti
Y por último, pero no menos importante, mi recomendación personal. Siempre, siempre, siempre da lo mejor de ti. Al final del día lo que te llevas a casa no es más que tu conciencia. Haz que cada día merezca la pena.

Se gradúa con éxito la Primera Promoción del Máster en Ingeniería en Organización Industrial

ESTHER ÁLVAREZ
Directora del Máster en Ingeniería en Organización Industrial

Los estudiantes acudieron a una empresa de la industria de la alimentación
Los estudiantes acudieron a una empresa de la industria de la alimentación

La primera promoción del Máster en Ingeniería en Organización Industrial acaba de salir con notable éxito al mercado. Durante un año, 33 estudiantes han cursado las asignaturas necesarias para convertirse en titulados de este programa. Los alumnos han podido familiarizarse con las teorías más novedosas y las mejores  herramientas, y han adquirido conocimientos  y realizado prácticas desde la perspectiva de una formación integral, que les permitirá convertirse en profesionales de primer nivel.
La excelencia es la pauta básica sobre la que se asienta este máster, que responde a los retos que deben afrontar las empresas hoy en día a través de un programa avanzado, que cubre fundamentalmente cuatro grandes ejes: dirección de empresas industriales, sostenibilidad, tecnologías de la información e internacionalización.

La metodología utilizada es muy completa y variada, e incluye análisis de casos y trabajos en grupo, así como visitas a empresas industriales y de servicios líderes en su sector, donde los alumnos
participan activamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Además, el profesorado elegido es de alta calidad, incorporando personal, tanto académico como profesional, de amplia experiencia y prestigio, proveniente de la propia Facultad de Ingeniería y de la
Deusto Business School (DBS), así como de empresas referentes en el ámbito industrial. En palabras de Mauri Vicente, uno de los alumnos del máster, «el Máster en Ingeniería en Organización Industrial ha sido el complemento perfecto a mis estudios, ya que he aprendido mucho de unos profesores altamente cualificados y me ha servido como
puerta de entrada al mundo profesional. Y todo ello, con compañeros de titulaciones muy diversas, creando un ecosistema de interacción y socialización de conocimiento inigualable».

Los 4 principales retos de los ingenieros en telecomunicaciones

JAVIER VICENTE      AMAIA MÉNDEZ       ANA LAGO
Investigadores y profesores del Departamento de
Telecomunicaciones

Comparación de la cobertura actual 3G y 4G para la zona de Bilbao
Comparación de la cobertura actual 3G y 4G para la zona de Bilbao.

En los próximos años, los ingenieros de telecomunicación
se van a enfrentar a tres grandes retos:

1. La televisión del futuro. Ha habido un gran avance mediante el apagón analógico en el que en 2010 pasando a televisión digital. Aunque de momento las cadenas de televisión han decidido no beneficiar a los usuarios con todas las ventajas técnicas que aporta, los hábitos de los consumidores están cambiando. No solo queremos ver la televisión en el televisor, queremos poder verla en el móvil, en la tablet y en el portátil. Esto supone que las emisiones se tengan que adaptar a cada tipo de dispositivo. Como consumidores, tampoco queremos limitarnos a ver los contenidos en un horario determinado: lo quiero ver cuándo y dónde quiera. Que el contenido se pueda ver bajo demanda mediante streaming. Por supuesto tampoco quiero que sea la caja tonta a la que estamos acostumbrados; quiero tener una participación más  activa con el contenido que se emite. Quiero decir que participante quiero que se marche del concurso, volver a ver la repetición de un gol cuando yo quiera, quiero saber en todo momento qué posición ocupa Fernando
Alonso en la carrera de F1. Todo esto se consigue mediante los nuevos estándares de televisión interactiva que dan al televidente el control de la emisión.Pero para ello tendremos que dotar a los operadores de la infraestructura necesaria y crear las aplicaciones que hagan uso de dichos recursos.

Nodos de interconexión: El corazón que sustenta internet
Nodos de interconexión: El corazón que sustenta internet

2. La infraestructura que soporta Internet tal y como la conocemos, está en sus últimos días, y todos los sistemas que la sustentan se tendrán que actualizar. El principal problema es la muerte por éxito; Internet ha crecido de tal manera que el sistema de direccionamiento actual está a punto de acabarse, ya no hay direcciones IP libres que asignar a los nuevos equipos. Habrá quien diga que IPV6 es el cuento del lobo, ya que se lleva diciendo años que la migración se va a producir ya, peronunca llega. No ha llegado porque se han estado haciendo trucos para estirar el direccionamiento actual manteniendo el sistema antiguo, pero es
una situación que no se puede dilatar más. Es una realidad: cada vez hay más dispositivos que se conectan a internet, y una persona puede tener, a su vez, varios dispositivos conectados:un teléfono
móvil, una tablet, un portátil, un pc de sobremesa, una SmartTV…

Cada dispositivo tiene que tener una dirección IP para funcionar y cada vez se van sumando más dispositivos que se conectan a  internet. Cuando se produzca el cambio de direccionamiento va a suponer que prácticamente todos los sistemas sustentan internet se tengan que actualizar o sustituir, lo que implica una enorme  inversión para empresas y operadores, y en consecuencia una gran oportunidad laboral para los actuales y futuros Ingenieros de Telecomunicación.

5G: El futuro de la tecnología móvil
5G: El futuro de la tecnología móvil

3. El último gran reto es los nuevos sistemas de telefonía (5G).  Vivimos en una sociedad que cada vez está más conectada. Queremos sacar fotos y videos de buena calidad y resolución, y compartirlos al momento con nuestros amigos en las redes sociales. Queremos ver el último estreno de cine en nuestro móvil… Todo esto implica que las conexiones de nuestros móviles con internet cada vez requieran una mayor velocidad de conexión. Mayor  velocidad por lo general, implica mayor ancho de banda, y este es un recurso preciado y caro. En cada nuevo sistema de telefonía que se saca al mercado 2G, 3G, 4G… lo que se busca es poder transmitir
mayor cantidad de información ocupando el mismo ancho de banda, es decir, cómo utilizar mejor el ancho de banda que disponemos y para ello diseñamos nuevos estándares de modulación que cada vez son más eficientes. Esto provoca que todos los operadores de telefonía móvil tengan que actualizar sus redes cada vez que sale una nueva tecnología para poder proporcionar a sus clientes las prestaciones más avanzadas.
Un mercado de las telecomunicaciones requiere de profesionales bien formados que sean capaces de enfrentarse a esta revolución tecnológica en permanente cambio. Las telecomunicaciones se han convertido en un área multidisciplinar que llega a áreas como la salud, la bioingeniería, la energía, o los sistemas de comunicación
para transporte de personas y mercancías.