Un viaje de mil millas comienza con el primer paso

Pablo Garaizar Sagarminaga - Profesor del departamento de Telecomunicaciones
Diego Casado Mansilla - Doctorando y profesor ayudante en la Facultad de Ingeniería

El primer curso de todas las titulaciones de ingeniería es bastante parecido. La mayor parte de las asignaturas impartidas se centran en asentar las bases sobre las que después se apoyarán las competencias a desarrollar en los siguientes cursos. Por lo tanto, en esta primera toma de contacto, abundan asignaturas de ciencia básica como son las matemáticas y la física. De no ser por alguna asignatura suelta de programación o electrónica, resultaría bastante difícil encontrar diferencias entre los primeros cursos de los grados que se imparten en la Facultad de Ingeniería.  Primero es un año exigente para el alumnado y no solo por la dureza de las asignaturas. El desconocimiento que tienen los nuevos estudiantes acerca del grado que están cursando y el desconcierto producido por la falta de asignaturas de referencia sobre los estudios elegidos, hace que haya gente que no tenga claro si acertó matriculándose en su grado o si dará la talla para superarlo.

Innovación pedagógica2

Teniendo en cuenta esta realidad, desde el departamento de Informática se decidió rescatar la asignatura ‘Introducción a los Computadores’ para ser impartida en primer curso de Ingeniería Informática. Este departamento está inmerso en un proceso de impulso a la innovación pedagógica, lo que ha permitido que se haya realizado una profunda revisión y renovación de los contenidos de esta asignatura, así como de las metodologías empleadas para impartirla. En este curso 2015-2016 se parte con la ventaja de que contamos con los estudiantes del primer año del nuevo doble grado en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática + Ingeniería Informática, un grupo reducido de buenos estudiantes, como piloto ideal para probar dichas metodologías.

Introducción a los Computadores ha sido diseñada por varios miembros del departamento de Ingeniería Informática, principalmente su director Asier Perallos y los profesores de la asignatura, Pablo Garaizar y Diego Casado. Esta asignatura renace con dos objetivos bien definidos: por un lado, realizar una presentación de un gran abanico de fundamentos básicos de la informática, una visión panorámica que sirva para saber de qué va la informática y sobre todo, para “abrir boca”. Por otro lado, proporcionar una breve introducción a otras muchas áreas que se verán más adelante en el grado (arquitectura de computadores, sistemas operativos, bases de datos, etc.), ya que en ocasiones sucede que el profesorado de cursos superiores da ciertos contenidos por supuestos, o bien emplea las primeras clases de sus asignaturas para impartir estos contenidos básicos con el fin de poder abordar la temática real de la asignatura. Estos dos objetivos se han llevado a cabo combinando la teoría con muchas prácticas cercanas al uso cotidiano de la tecnología, realizando varias dinámicas grupales y contando historias reales que contextualicen lo explicado y sirvan como recordatorio para fijar los conocimientos adquiridos.

Innovación pedagógica3

El diseño y desarrollo de estas actividades relacionadas con sus competencias parte de un proceso previo de reflexión sobre qué nos hubiera interesado a nosotros si cursáramos la asignatura en 2015. Así, hemos ido desarrollando numerosas dinámicas como las que enumeramos a continuación: llegamos a explicar los diferentes sistemas de numeración y la complejidad de estos empleando barajas de cartas; utilizamos un Spectrum de 48K (un ordenador personal de hace más de 30 años) para entender mejor cómo se codifica la información a través del proceso de carga y del diseño de los personajes de videojuegos; realizamos una escenificación de los componentes internos de un procesador en la que el aula se convirtió en un Deustium, un ordenador de 8-bit compuesto íntegramente por componentes humanos (nuestros estudiantes simulando unidad de control, el bus de direcciones o la ALU); controlamos un videojuego de naves espaciales mediante un teclado hecho con frutas y gestionado por un microcontrolador para ilustrar conceptos sobre los periféricos de entrada y salida; desmontamos un ordenador personal entero para conocer físicamente cada componente y poder colaborar en un taller de reciclaje de ordenadores con la ONG Reciclanet; crackeamos un videojuego para conseguir vidas infinitas y entender cómo se crean los procesos en memoria; y charlamos largo y tendido sobre la vida de grandes personajes de la historia de la computación como Ada Lovelace y Alan Turing o reconocidos hackers como Kevin Mitnick o John Draper “Captain Crunch”.

Para el curso que viene se nos plantea un gran reto: llevar esta nueva metodología a grupos más grandes, manteniendo el interés, la frescura, la cohesión grupal y, sobre todo, la ilusión por querer saber más. ¿Seremos capaces? Por ganas no va a ser 😉

Innovación pedagógica5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *